jueves, 3 de septiembre de 2015

El Retorno al Origen; Nuevas Constelaciones Familiares


Formación en Santo Domingo y Santiago
¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

La vida se trata de relaciones. Las Constelaciones Familiares son una poderosa herramienta transformacional para relacionarnos desde el amor consciente, que lo abarca todo de la misma manera.

Muchas personas buscan la plenitud en el otro (familia, amigos, pareja, socios, colegas, etc). Se sienten incompletos sin ese "alguien especial" en su vida.

¿Dónde empieza la plenitud? ¿Dónde inicia la felicidad? Cuando hemos tomado completamente al padre y a la madre. Quien ha tomado a sus padres está entero, y se relaciona con todo y todos desde la alegría de la gratitud.

La mayoría de las Relaciones fracasan porque exigimos al otro lo que nos faltó en la relación con los padres. De este modo, siempre conectaremos con la soledad y el vacío. Nos sentimos abandonados por el otro porque estamos corriendo hacia nosotros mismos. Este es el dolor más grande

En “El Retorno al Origen” se abren los caminos para ir al encuentro de aquel que siempre has buscado: ¡tú mismo! Luego, tendrás tanto propio amor que sentirás confianza para dejar que otras almas queridas ocupen el espacio de tu corazón, sin perderte de Nuevo a ti mismo .

Dejarás que se queden o vayan. Encontrarás placer en permitir que el otro sea quien es, sin exigirle que sea aquel que te haga feliz. Al conectarte desde esta profundidad, le darás -y te darás- libertad. Habrás descubierto que todas las relaciones te muestran la imagen que tienes de ti mismo. Y el miedo se esfumará con el amanecer.

Inicio de la Formación en Constelaciones Familiares “El Retorno al Origen”

Santiago: Sábado 5 de septiembre
Contacto: Luna Vital 809-724-0615

Santo Domingo: miércoles 16 de septiembre

Contacto: Mezcla 809-482-2845

miércoles, 2 de septiembre de 2015

La última cosa que hago antes de ir a dormir por la noche; Dr. Wayne W. Dyer


En deseos cumplidos, escribí acerca de la importancia de los últimos cinco minutos del día, justo antes de entrar en un largo sueño reparador. Estos preciosos momentos pre-sueño pueden ser utilizados por cualquiera, para revisar todas las cosas en tu vida que te hacen infeliz, frustrado y ansioso, o pueden ser utilizados para programar tu mente subconsciente con pensamientos de alegría, de bondad, de gratitud y la anticipación de tener tus deseos cumplidos.

Esta muestra, que cuelga en mi cama, es la última cosa que veo antes de irme a mi modo de suspensión. Como me acuesto en la cama reviso en mi mente mi agradecimiento por la PRESENCIA YO SOY que está siempre conmigo. Sé que las cosas buenas no sólo van a suceder, sino que me están pasando a mí y a mi alrededor.

Me recuerdo a mí mismo, todas las noches, en estos momentos pre-pijamas portentosos lo que se ofrecen en el libro de Job (33: 15-16). "En un sueño, en una visión de la noche, mientras dormitaba en sus camas, entonces Él abre los oídos de los hombres, y sella su instrucción".

Personalmente, entro en mi sueño con una convicción: que BUENAS COSAS VAN A PASAR. Te suplico que entres en tu modo de suspensión mediante el uso de tu mente, para asumir el sentimiento que tus deseos se están cumpliendo. Este es el comienzo de una re- programación de tu mente subconsciente.

¿Qué hacer antes de ir a dormir?

Dr. Wayne W. Dyer

viernes, 28 de agosto de 2015

San Agustín; 28 agosto


San Agustín, doctor de la iglesia, es hijo de santa Mónica, y es el santo patrono de los teólogos y de los impresores de libros. Él nos enseña a conciliar la fe con el intelecto. San Agustín decía: "Una lágrima se evapora, pero una oración la recoge Dios"

martes, 25 de agosto de 2015

Síntomas encapsulados


El ser humano vive inmerso en sus emociones: anticipa problemas, amenazas... y así libera moléculas que alteran las membranas celulares, lo que afecta a huesos, cartílagos, vísceras...: ¡tus órganos lloran las lágrimas que tus ojos se niegan a derramar!



¿Cada órgano tiene su emoción?
La vesícula biliar: amargura, rabia contenida..., que derivará en malas digestiones.

¿Y el corazón?
Un dolor entre pecho y espalda habla de un miedo: bloquea las vértebras que inervan el pericardio, envoltorio del corazón.

¿Y cómo actúa el osteópata?
Con sus manos y arte desbloquea contracciones, moviliza órganos, armoniza el sistema nervioso, reequilibra huesos...

¿Y el hígado, el riñón...?
Filtros: conviene dejarlos reposar y limpiarlos con regularidad, para no intoxicarnos. Por ejemplo, dejar de beber a últimas horas de la tarde... Y la osteopatía visceral puede movilizar esos órganos, beneficiándolos.

¿Movilizarlos?
Sí, cada órgano tiene su movimiento natural propio y podemos promoverlo. Motus vita est: ¡movimiento es vida! Es mi lema.

Un ejemplo.
Movilizar correctamente el intestino puede solventar lumbalgias...

¿Algún consejo desde ese saber?
¡Alcaliniza tu organismo! Los tumores sólo prosperan en un medio ácido, y nuestros malos hábitos nos acidifican e inflaman...

¿Y cómo hago para alcalinizarme?
Cada mañana toma un vaso de agua con zumo de limón. Y consume brócoli. Y reduce carnes, arroz blanco, harinas y azúcares refinados... Y nada de bebidas edulcoradas.



Hábleme de algún paciente suyo.
Una señora se quejaba de que le dolía todo el cuerpo. Es decir, ¡le dolía el alma! La osteopatía es útil: tocar, mover... genera neurotransmisores, endorfinas que llevan a las células un mensaje de bienestar.

¿Abrazarse cura?
Un abrazo largo es curativo: ¡un abrazo de al menos seis segundos propicia esas endorfinas! Siempre digo: "Abraza seis segundos a tus padres y serás más inteligente".

Curioso.
Está estudiado que la entrega al prójimo es el mayor placer, la mayor fuente de endorfinas. ¡Ama a los otros como a ti mismo!
.

Fuente: Extracto de una entrevista con David Ponce, doctor en Osteopatía en La Vanguardia

jueves, 20 de agosto de 2015


“Se da en muy raras ocasiones en este planeta que la pareja se comporte como un par de cómplices transgrediendo conscientemente y de forma permanente sus leyes. El matrimonio ya no es lo que era, sin embargo la inmensa mayoría de las parejas la forman enemigos que tratan de destruirse amablemente. 

El hombre trata de destruir ese espejo de su parte femenina a base de aburrimiento o infidelidades, y la mujer intenta destruir al macho que ella misma lleva dentro por el procedimiento de descubrirlo. Hombre tratando de reducir a la mujer y viceversa. Cópulas sadomasoquistas o competidores en la obsesión por los honores y reconocimiento social, pero jamás compañeros en el arte de sentir la vida y zafarse del destino. 

Cuando llegan a alcanzar el Paraíso aparecen los reproches, como expresión de los miedos a gustar, a repetir, a perder. Relaciones parentales jamás aceptadas. Qué difícil es para un hombre admitir que su madre fue la primera mujer y viceversa, y que no hay absolutamente nada de malo en ello, salvo condicionamientos culturales. 

Admitiéndolo, todo lo demás tiene una explicación tan fácil que desaparecen los traumas, los complejos y las obsesiones y ni la mujer trata de destruir al hombre ni viceversa. Pero entonces la sociedad se quedaría sin esclavos y desaparecería la cultura: los seres libres, como los animales, no necesitan cultura”


Juan Trigo; “El retorno de Vivianne. Amantes en el Paraíso”