lunes, 29 de septiembre de 2014

Taller de Constelaciones Familiares


 
En Santiago
Abierto al público general.

Una magnífica oportunidad para conocer una herramienta poderosa de sanación y liberación de bloqueos, traer un tema que requieras constelar, dar conocer este re...curso a la gente que quieres, experimentar al campo de las constelaciones, aumentar tu sensibilidad ante las fuerzas sutiles, y agradecer lo que has recibido sirviéndole a otros.

Facilitadora: Karina Pereyra
Inscripción: Luna Vital
Teléfono: 809-583-5667
Día: sábado 4 de septiembre
Horario: 3:00 a 7:00 pm

viernes, 26 de septiembre de 2014

Acerca de la prosperidad…


 
Postrado a la vera del camino, esperaba que pasara alguien caritativo que me lanzara una moneda. De pronto vi venir un cortejo que rodeaba a una carroza tirada por seis caballos. Pensé: Un gran señor se ha dignado cruzar por esta aldea. Es posible que me deje caer una generosa limosna.

Esperé anhelante mientras la carroza se detuvo enfrente mío. De ella descendió un personaje ricamente ataviado, al que supliqué:

¡Señor, una moneda!… Pero, para mi desconcierto, el gran señor extendió su mano y me preguntó: «¿Tienes algo para darme?». ¡A mí, al mísero, él le pedía! No podía creerlo, pero seguía delante de mí con la mano tendida…

Vacilando, hurgué en mi raída bolsa, en busca de algo que pudiera dar, algo pequeño que no mermara mis tan escasas pertenencias. Encontré un grano de trigo, que coloqué en esa mano insistente. Él me dijo: «¡ Gracias !». Subió a su carroza y se marchó.

En la noche, al llegar a mi albergue, vacié en el suelo el contenido de mi bolsa, buscando algún mendrugo que pudiera servirme de cena y, entre los desechos recolectados, había un grano de trigo de oro, Sollocé amargamente:

¡Señor, debí habértelo dado todo!

Rabindranath Tagore
 
Comentario: La vida es tan generosa, que siempre te da en proporción a lo que "puedes" recibir por lo que has dado...

jueves, 25 de septiembre de 2014

Se auténtico detrás de tu máscara.


 
 

“Estamos marcados genéticamente, familiarmente, socialmente y culturalmente, no somos lo que somos, somos lo que quieren que seamos. Somos todos esclavos de nuestro personaje, creado primeramente por la familia, segundo por la sociedad y tercero por la cultura. El camino de la transformación es liberarse de la esclavitud. Detrás de mis mil máscaras soy auténtico”.

Alejandro Jodorowsky

martes, 23 de septiembre de 2014

¡Feliz otoño!


 
 
Hoy a las 9:29 pm inicia el otoño 2014. Una época propicia para la reflexión, el desprendimiento de lo que nos dificulta el crecimiento, el desapego de todo lo que alimenta a nuestros miedos, y soltar los patrones de comportamiento que nos mantienen identificados con la realidad material y con el ego.

Esta estación nos hace reconocer la realidad de que TODO lo que tiene principio también tendrá final; la semilla que germina en primavera para crecer al esplendor del verano, madura en el otoño y se entrega para una nueva cosecha. Este año, el otoño finalizará el 21 de diciembre, por lo que durará 89 días y 20 horas.

lunes, 22 de septiembre de 2014

10 prácticas que te hacen ser infeliz.


 
 
Este es un ejercicio paradójico de psicología inversa, diez prácticas para no ser feliz.

Haz cosas que odias.

Consigue un trabajo que todos a tu alrededor aprueben, pero que realmente no disfrutes hacer. Quéjate de cuánto detestas hacer cada día eso mismo que, desde un principio, sabes que no quieres hacer.

Evita enfrentar tus problemas.

Busca todo lo que te permita evadirte del presente: alcohol, drogas, sexo, dormir, procrastinar, comer en exceso (o no comer del todo), al igual que comprar cosas que no necesitas para sentirte mejor por un asunto interior que no estás enfrentando.

Trata de cambiar a todos a tu alrededor.

El mundo debería girar en torno tuyo. No dejes que nadie te convenza de lo contrario: si alguien se comporta de manera que no apruebes, haz que lo sepa. Tú no eres el problema, son ellos.

Quéjate.

Fíjate siempre en el lado negativo de todo lo que se te presente, y busca que los demás también lo vean. Eso te hará parecer más inteligente con los pocos que quieran escucharte hablar de todo lo que detestas.

Vive en el pasado.

Todas esas horribles memorias de infancia y adolescencia son lo más preciado que tienes, el único lugar al que tienes derecho. Olvida el presente: vive tu vida como si recordaras la vida frustrada de alguien más.

Obsesiónate con el futuro.

Pensar en el pasado eventualmente te agotará. Cuando quieras quitarte un poco de estrés, piensa en todo lo terrible que te espera en el futuro: todas las tragedias, todos los malentendidos, todo lo que podría salir mal.

Mantén relaciones tóxicas.

Frecuenta la compañía de gente que, como tú, odie lo que hace y viva atado a reproches del pasado. Prefiere especialmente a aquellos que no crean en tus talentos, que no dejen de reprocharte cosas, que quieran que cambies quién eres para “poder amarte”.

No confíes en nadie.

Recuerda: el mundo gira en torno a ti, así que todos están esperando la manera de aprovecharse de ti. Sin embargo, procura comportarte hipócritamente, para que nadie sepa que en realidad guardas profundas sospechas sobre ellos.

No te cuides.

El cuerpo es un parque de diversiones desechable que puede ser educado para dormir poco y mal, no hacer ejercicio, comer comida chatarra y procesar alcohol en lugar de agua. Cuando te enfermes, la ciencia ya habrá encontrado una solución para tu problema.

No le digas a la gente que quieres, que los quieres.

Recuerda que la gente quiere aprovecharse de ti. Amar a alguien es peligroso. Lo mejor es ir en contra de esos violentos sentimientos y cambiarlos por una pasiva condescendencia, por una tolerancia distante o simple y llanamente por indiferencia.

Tomado de plano sin fin.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sin instrumento, no hay música.


 
 
 
Disponemos de un aliado interno que deberíamos dejar que se manifieste…

¿De qué aliado estamos hablando? 

Un violinista, teniendo un violín a su disposición, puede tocar una música sublime; pero sin instrumento, no hay música.

¿Y si tengo un violín pero no se tocarlo?

Aunque poseas un Stradivarius, si no sabes tocarlo, tampoco habrá música. Es el  encuentro de un espíritu con un instrumento el que produce la melodía…

Un proverbio zen dice: “Para que nazca un pollo, la gallina debe picotear el huevo desde fuera, mientras que el pollo, al mismo tiempo, debe picotear la cáscara desde dentro”.

¿Cuál es el significado de ese proverbio?

El Dios interior nos habla todo el tiempo. Tenemos que aprender a oírlo. Somos el violín. El Dios interior es el músico. Sin violinista no hay melodía. El violín no puede tocarse a sí mismo.

Alejandro Jodorowsky

martes, 16 de septiembre de 2014

Instrucciones para amar.


 
 
Pósese justo frente a la persona que se quiere amar. Mírela a los ojos, sonría delicadamente, no exagere. Haga lento el abrir y cerrar de ojos: baje lentamente los párpados, súbalos de igual forma. Así durante todo el procedimiento. Tome lentamente su cara y acérquela a la propia; inmediatamente verá la fusión de labios. Con suavidad, abra la boca y mezcle las lenguas, manteniendo las manos sobre la cara.

Luego de algunos segundos sentirá una reacción química que liberará energía calórica, pero no se precipite, prosiga con las instrucciones. Tranquilamente aparte las manos de la cara del ser amado, deslizándolas suavemente por los hombros hacia abajo, hasta llegar a la espalda. Abrazar fuerte. Continúe con los procedimientos anteriores, verá que no experimentará ninguna dificultad para realizar estos pasos al mismo tiempo.

Relaje las piernas y los brazos, sosténgase de pie sobre la persona que se quiere amar, verá que es el mejor soporte posible. Apague o disminuya la luz, el ambiente será más tranquilo. Aproxímese a una cama, preferentemente hecha sólo de sábanas. No se preocupe por las almohadas, sus propios torsos cumplirán esa función perfectamente.

No se apresure, póngase, despacio, en posición horizontal, guíe al amado a ponerse en la misma posición, de manera que los dos queden acostados y de costado, mirándose una vez más. No deje nunca de abrazar. En silencio, recuéstese sobre el torso ajeno y déjese reposar un buen rato. La oscuridad le dará una sensación muy pacífica de la realidad y limitando la visión y el oído, podrá disfrutar de los sentidos que suelen dejarse relegados: el tacto, el olor, el gusto.

Mantenga el abrazo, pero no se quede dormido, el sueño bien podrá experimentarse despierto. Admirar todo lo que guste, deleitarse con las más inocentes excusas, detener el tiempo mientras se ve a la persona amada hacer algo tan simple como hablar, fruncir el ceño o jugar infantil y tiernamente con un peluche. Agregue dulzura a gusto.

Añada sonrisas, payasadas y bromas (las lágrimas no hacen mal si están medidas en proporción y están bien batidas con amor), regalos insignificantes como un beso en un momento inesperado o un papel escrito a las apuradas. Pueden ser valorados más que una joya.

Consejo: Las caricias y besos extras a lo largo de todo el procedimiento producirá un mejor efecto y mejor resultado. No olvide las miradas. Secreto: Esta receta es especial para noches de lluvia; el sonido de las gotas rompiendo el silencio conforma una atmósfera imperdible.

Julio Cortázar